[language-switcher]

Piscina llena, la familia reunida alrededor, muchas risas y niños jugando en el agua, todo es maravilloso. Pero a la hora de limpiarla y tratarla, ¿qué hay que hacer o qué producto hay que aplicar? El cloro para piscinas es un potente agente químico y un poderoso desinfectante, pero esto ya no es noticia. La cuestión es cómo aprovecharla al máximo.

Una de las cosas que más comenta la gente cuando se trata de cloro para piscinas es los problemas que puede causar. Una de ellas es el fuerte olor que deja el agua. Pero, ¿cómo evitarlo? ¿Provoca alergias? ¿Es posible utilizar el cloro sin tener consecuencias negativas?

Sepa que hay que tener cierto cuidado al utilizar este producto, sí. Pero es posible trabajar con él y obtener resultados duraderos y eficaces y, además, eliminar cualquier posibilidad de disgusto. En este artículo aprenderá un poco más sobre este eficiente oxidante.

¿Qué es la cloramina?

Un fuerte olor a cloro en la piscina no es más que una falta de cloro. En otras palabras, el cloro actúa sobre el agua combatiendo las bacterias y otros agentes contaminantes. Por lo tanto, cuando la cantidad residual de cloro en el agua no es suficiente para eliminar la cantidad de impurezas del agua, acaba perdiendo su poder desinfectante. Ahí es donde radica el problema, ya que se convierte en cloramina.

La cloramina es una sustancia química formada por el cloro y otros agentes. Entre ellos, la suciedad presente en el agua, como el sudor, la orina, los restos de maquillaje, la crema solar y otros. Esta combinación tiene el mismo olor que los desinfectantes que utilizamos en la higiene de nuestros hogares y da a la piscina su olor característico.

Esto significa que hay que medir urgentemente la cantidad de cloro presente en el agua y reponer lo que se recomiende. Un consejo es utilizar un generador de cloro, ya que produce cloro de forma automática y continua, dejando el agua de la piscina siempre limpia, sana y lista para su uso. Te ayuda a no equivocarte en la dosis y sólo tienes que preocuparte de disfrutar de la piscina.

¿Cuáles son los problemas del uso del cloro en las piscinas?

Los problemas existen, pero se pueden prevenir fácilmente, vea los principales:

irritación de los ojos, la piel y las mucosas con sensación de quemazón;

  • enrojecimiento de la piel;
  • vómitos y náuseas;
  • ardor en la garganta;
  • dificultad para respirar;
  • dolor en la región torácica.

¿Y cómo resolverlos? La solución para todos ellos es la misma, dosificar adecuadamente el cloro de la piscina. En otras palabras, debe aplicarse dentro del rango óptimo, que no provocará ningún daño a los bañistas.

Importante: si su piscinero descuida el tratamiento y estos síntomas aparecen y persisten, busque atención médica inmediatamente e informe de lo sucedido.

¿El cloro del agua provoca alergias?

La respuesta es no. Lo que se produce es una reacción al exceso o a la falta de cloro (cloramina, como vimos anteriormente). Por tanto, si el cloro de la piscina está dentro del límite adecuado, que va de 1,0 a 3,0 ppm (partes por millón), usted y su familia pueden estar tranquilos.

El cloro no es un alérgeno, por lo que no puede causar alergias. Cuando está en desequilibrio, puede provocar una predisposición a las alergias, haciendo que la piel y las mucosas sean más sensibles y susceptibles a estas molestias.

¿Puedo utilizar el cloro en mi piscina sin miedo?

Sí que puedes. El cloro es el más común de los agentes que eliminan los hongos y las bacterias que se utilizan hoy en día en las piscinas de todo el mundo. Así, dejará el agua siempre limpia y cristalina, sana y libre de impurezas y agentes microbiológicos perjudiciales para la salud. Si se aplica correctamente, las ventajas son numerosas.

Recuerda que hay otras medidas que debes tomar para mantener el cuidado y la limpieza de tu área de juego al día. Es necesario, por ejemplo, que la alcalinidad y el pH del agua estén dentro de unos límites. Por ello, mida estos niveles con frecuencia y asegúrese de que se mantienen.

En el caso de que disponga de equipos automáticos, no tendrá nada de qué preocuparse, ya que facilitan mucho la vida a los propietarios de piscinas, actuando de forma automatizada y haciendo todo el trabajo duro, como hace el generador automático de cloro, sugerido anteriormente.

Lo importante es tener el espacio de ocio siempre a punto, limpio, cuidado y con el mantenimiento adecuado. Puede utilizar el cloro para piscinas sin miedo, ya sea de forma manual o automática, porque los efectos sobre el agua son eficaces. Y no hará ningún daño, si se siguen correctamente estos consejos. Ahora que ya sabes qué hacer, ¡diviértete!

[widget id=»media_image-17″]

Deixe aqui a sua dúvida ou sugestão.

Fique tranquilo! Com a Nautilus, você pode relaxar até aqui no nosso site. Pensamos em cada mínimo detalhe pra que você tenha uma experiência de conforto e bem-estar. É por isso que o nosso site passa por milhares de testes todos os dias na busca de brechas de segurança que eventualmente ameaçam o ambiente virtual com ataques reais de hackers.  Nós aqui nos preocupamos com isso e nos preparamos muito para evitar estas ameaças.