[language-switcher]

¿Se ha parado a pensar alguna vez en lo que hace que su casa sea realmente segura? Barandillas, puertas y paredes son algunas opciones. Pero, en realidad, hay otros aspectos a los que hay que prestar atención, sobre todo si tienes perros.

Algunos objetos comunes y situaciones cotidianas pueden ser bastante peligrosos, después de todo, nuestras mascotas pueden ser muy espontáneas e inocentes, ¿no es así? Y uno de esos riesgos podría ser la piscina.

Con la llegada de las estaciones más cálidas, ¡no hay nada mejor que refrescarse en la piscina de casa! Los cachorros son miembros de la familia y es natural querer estar con ellos todo el tiempo, incluso cuando es el momento de disfrutar de un buen baño en aguas cristalinas y refrescantes.

Pero no des por sentado que todos los perros saben «nadar como cachorros» y van a bucear, ¿vale? Hay que tener cierto cuidado para evitar accidentes. Teniendo esto en cuenta, hemos preparado 6 consejos para que revises la seguridad de las mascotas en la piscina. Siga y descubra más.

1. enseñe a su perro a nadar

El primer consejo de seguridad para los cachorros en la piscina es enseñarles a nadar. Nunca tires a tu cachorro directamente al agua pensando que nadará por instinto. Esta actitud puede causarle un trauma y no querrá volver a meterse en el agua.

Para que tu mascota no se asuste, empieza a entrenarla para que se familiarice con el agua.

Empieza acercándole a la piscina y mojando su cuerpo y su hocico, pero sin forzar la situación. Después, utiliza tu mano para levantar su barriga en el agua para que aprenda a mover las patas.

También puedes utilizar los juguetes que le gustan o las golosinas como estímulo para hacer el entrenamiento más divertido o utilizar algunas golosinas para animarle.

Consejo extra: respeta la voluntad y el tiempo de tu mascota. No lo fuerces. Si no le gusta la piscina, hay muchas otras formas de divertirse juntos.

2. Mostrar cómo entrar y salir de la piscina

Es esencial que su perro sepa entrar y salir de la piscina. Esto puede ayudarles cuando se cansan y también en casos de peligro, porque si no saben cómo salir, en situaciones desesperadas pueden intentar saltar por el borde y acabar ahogándose.

Lo ideal es que su piscina tenga una zona menos profunda. Si no es su caso, enseñe a su mascota a entrar y salir por las escaleras o rampas de acceso.

3. Para aumentar la seguridad de los perros en la piscina, invierta en accesorios específicos

Accesorios como boyas y chalecos pueden ayudar a su mascota a nadar y a mantenerse visible en todo momento. Pueden facilitar la tarea a aquellos bichos que no son buenos nadadores.

Pero cuidado: la seguridad de los perros en la piscina depende de una supervisión responsable. No deje nunca a sus mascotas sin vigilancia, ni siquiera cuando utilice estos accesorios. Pueden sufrir calambres, tener dificultades para salir del agua e incluso ahogarse.

4. Aprender PCR para mascotas

Por muy cuidadoso que sea, cuando se trata de la seguridad en las piscinas para perros, siempre hay que estar preparado.

Busque organizaciones que ofrezcan clases sobre las técnicas adecuadas para administrar la respiración artificial y hacer frente a una parada cardíaca. De este modo, podrás disfrutar de los días de calor con tu amigo con mucha más tranquilidad.

5. Rodea tu piscina

¿A su perro le gusta nadar? ¡Eso es genial! Sin embargo, es posible que no pueda soportar la ansiedad y quiera meterse en la piscina por su cuenta para refrescarse.

Invertir en vallas, especialmente las que tienen cierre automático, es una buena opción para aumentar la seguridad de los perros en la piscina y evitar accidentes.

6. Cuida de tu cachorro

Además de los consejos anteriores, hay otras precauciones que deben tomarse para aumentar la seguridad de los perros en la piscina.

Vigila el reloj y evita que tu mejor amigo nade a horas muy soleadas para que no se canse. ¿Sabías que existen protectores específicos para el hocico?

Deja un recipiente siempre provisto de agua fresca para que se mantenga hidratado, y ten en cuenta: tu perro no debe beber agua de la piscina, porque el cloro puede provocar irritaciones estomacales.

Esté siempre atento a los signos de cansancio. Después de jugar en la piscina, báñate con agua natural para eliminar el cloro y seca bien el oído de tu mascota, sólo por fuera, para evitar problemas como la otitis. Ah, y no te olvides de medir el pH y el nivel de cloro y de comprobar si necesitas limpiar los pelos del prefiltro de la motobomba.

Aunque existe un instinto en los cachorros, no todos saben nadar, algunos pueden sentir miedo y otros, como los Pugs, por ejemplo, tienen algunos problemas respiratorios que pueden dificultar la diversión acuática.

Por lo tanto, la seguridad de los perros en la piscina es esencial para que puedan divertirse juntos.

Y tú, ¿tienes algún consejo de seguridad para los perros en la piscina que compartir? ¿Tiene alguna duda? Deja un comentario y hasta la próxima.

[widget id=»media_image-5″]

Deixe aqui a sua dúvida ou sugestão.

Fique tranquilo! Com a Nautilus, você pode relaxar até aqui no nosso site. Pensamos em cada mínimo detalhe pra que você tenha uma experiência de conforto e bem-estar. É por isso que o nosso site passa por milhares de testes todos os dias na busca de brechas de segurança que eventualmente ameaçam o ambiente virtual com ataques reais de hackers.  Nós aqui nos preocupamos com isso e nos preparamos muito para evitar estas ameaças.